sábado, 7 de marzo de 2009

Motores Diesel. Algún tipo de Averías en Pistones I

En los motores de combustión interna, el sistema de lubricación se encarga de lubricar las piezas en movimiento relativo. El lubricante debe también contribuir a la refrigeración del motor.

En este caso me referiré al sistema camisa de cilindro, pistón, aros.

Los gases producidos al quemarse el combustible empujan los pistones hacia abajo produciendo la fuerza útil que se transmite al cigüeñal.
Para la mejor utilización de la energía de los gases es necesario un perfecto sellado entre camisas y pistones por medio de los aros. Estos elementos, como órganos elásticos, deben compensar las dilataciones, las diferencias de diámetros y ovalizaciones resultantes del desgaste. Pero aun así, los gases podrían escapar, de no haber una película de aceite, tenazmente adherida a las superficies metálicas de aros, camisa y pistones.

Los pistones reciben mucho calor y el agua de refrigeración llega solo a las camisas y a las tapas de los cilindros. El enfriamiento del pistón se hace a través de los aros, pero es la película de aceite la que cierra el circuito para el paso del calor. Si la misma faltara, la transmisión sería muy pobre.

Cuando la lubricación no ha sido suficientemente buena, bajo todas las condiciones de operación se produce desgaste pero hay una condición que es crítica: el arranque. En ese momento los cilindros y cojinetes trabajan sin una lubricación completa por falta de aceite en cantidad suficiente.

Cuando se produce una avería en un motor a nuestro cargo, siempre nos preguntamos, por qué pudo suceder. En este caso trataré de dar alguna indicación cuando la avería se produce en camisa de cilindro-pistón.

Daño en pistones

Gripado por falta de lubricación en general

Estos tipos de gripados pueden sobrevenir aunque medie suficiente huelgo entre la camisa de cilindro y el pistón. En este caso, el problema proviene a menudo de la rotura de la película de aceite lubricante en determinados lugares debido a la elevada temperatura o al derrame de carburante.
Los sectores no lubricados del pistón, los aros y la superficie de la camisa de cilindro rozan entre sí en estos sitios, ocasionando en muy breve tiempo, gripados con áreas sumamente rayadas.



Gripado por falta de lubricación en la falda del pistón

En el sector de la falda del pistón hay huellas de gripado extendidas parcialmente hasta el área de los aros. En el lado opuesto de la falda aparecen leves marcas de gripados. En este caso, la superficie gripada tiene un brillo casi metálico y no oscuro.
Por qué pudo pasar
Entre las superficies de la camisa de cilindro y el pistón había escasez extrema de lubricación. La contextura de las marcas de color casi metálicas indica que la película de aceite existente en momento del gripado era muy delgada.

Causas probables

Falta de aceite en el motor.
Presión de aceite demasiado baja.

Se puede pensar que se trata de una falta temporal de aceite o de una avería en la fase inicial debido a que la falda del pistón está solo levemente estropeada. Si el motor hubiera seguido funcionando con ese escaso nivel de aceite, los daños habrían sido seguramente más graves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Subscríbete a Máquinas de Barcos vía email

Escribe tu dirección de correo:

Delivered by FeedBurner